10/20/2004

¿águila imperial en madrid? sólo en los escudos

Tras un demasiado largo parón me dispongo a reanudar las protestas virtuales. En esta ocasión es con motivo de un artículo de El País del 12 de Junio de este año firmado por y titulado “¿Dónde vas, Madrid?”. En él este científico del MNCN expone el problema que plantea la creación de la M-60 y el desarrollo de la carretera de los pantanos.

El problema es el siguiente, la ampliación (y creación) de estas nuevas carreteras implicaría la destrucción del habitat de especies emblemáticas del bosque mediterráneo, que por si con ello no fuese suficiente, están en las más críticas categorías de riesgo de extinción.

Los científicos del Museo fueron los encargados de desarrollar el informe de impacto ambiental solicitado por la Comunidad de Madrid, y dicho informe reflejaba un enorme impacto por la creación y uso de las carreteras.

Como viene siendo costumbre en este país nuestro, el informe de impacto ambiental parece que se lo van a pasar por los innombrables y que, por probar que no quede, van a solicitar otro nuevo (que carallo! el dinero no es suyo, y lo mismo, consiguen tener el informe que quieren). Es lógico, probando y probando lo mismo pasa el tiempo suficiente como para que el bosque ya no sea tal.

Con esto quiero romper un lanzón de la vida, de la vida salvaje, que cada día se encuentra más y más en peligro ya que ella aparentemente no se puede defender (pero esperad, que lo hará).

2 comentarios:

Tinez dijo...

Lo malo es que llueve sobre mojado, en este país nadie paga por estos temas, y todas las decisiones de estudios de impacto ambiental siempre "se las pasan por los inombrables". Vease autopista de Segovia, residuos de los túneles de Guadarrama, caso Aznalcollar.

Que podemos pensar de unos dirigentes que estiman los caudales ecológicos de los ríos en cuatro gotas?

Parasite dijo...

que razón tienes!! pero lo que más me jode es que hay gente que se está preparando durante muchos años para que luego su opinión no refleje ningún peso en la decisión final, que como no, la toma el politico de turno (con sus intereses, favores personales y beneficios propios oscuros)

Muchas gracias por el comentario, un abrazo chato.