9/12/2004

cine reflejo de la sociedad

han sido galardonados en Venecia dos peliculas que tratan problemas sociales. Amenabar pone en boca de todos el debate de la eutanasia.

Es posible que con la masiva asistencia al cine, que seguro provocará esta pelicula, la eutanasia vuelva a copar el lugar que le corresponde por su vital (dudu que sea la palabra más adecuada) importancia.

Considero que nuestra vida no es de nadie distinto a nosotros, no pertenecemos a otros, ni al estado, ni a la iglesia. La elección es libre, o para ser exactos, debiera serlo. La pregunta no tiene respuesta en mi cabeza, si eliges morir, ¿por qué no puedo hacerlo, por qué prohibirlo?

Existen personas que sus conductas religiosas no se lo permiten, fntastico que no lo hagan siendo fieles a sus creencias, pero no todas ideologías son compartidas y la elección debería ser nuestra. Ahora es posible elegir no hacerlo, pero no, hacerlo.

¡¡Si la vida es mia, yo elijo!!. Los que quieran, que sigan las indicaciones que otros les marquen.

Más que nunca, LIBERTAD DE ELECCIÓN y RESPETO a la decisión.