9/19/2004

la vuelta al mundo

cada día amanece en una ciudad distinta de la que anochece, cada día somos más de 2.500 segovianos los que nos movemos como las hormigas, que cada mañana salen del hormiguero en busca de alimento. Nosotros, no vamos a buscar hojas o tallos tiernos, sino que nos desplazamos a trabajar o estudiar, en la mayoría de los casos.

Los tiempos están cambiando considerablemente, antes las personas raramente se movían de sus casas, de sus ciudades o pueblos. Eran personas arboles que, enganchados al suelo por sus raices, veían como Madrid estaba tan lejos como el mar.

Ahora la situación a cambiado, pero de un modo espectacular. En los años que se emplean para sacarte la carrera te mueves tanto como los que dan varias vueltas al mundo.

Algunos van aún más lejos, las Islas o incluso otros paises albergan el lugar de trabajo de muchos, que ven como se tienen que separar de sus familias cada lunes por la mañana.

La concepción de la familia cambia inevitablemente, ahora ella está en Las Palmas y él en Ibiza. Cómo se puede adaptar la sociedad a estos cambios tan voluminosos. ¿Seremos capaces de solventar estas dificultades?

Cada cual se prepara para desempeñar sus profesiones futuras, pero casi es seguro que no logren trabajar en la misma ciudad. Quiza para muchos las cosas estén cambiando, puede que el concepto de familia o pareja solo sea transitorio, tan duradero como el periodo del destino. Supongo que seremos conscientes de estos cambios y en gran medida protagonistas de ellos.

La vida cambia compañeros, pero lo importante es que cada cual sea feliz con la suya propia.

Os deseo lo mejor.

4 comentarios:

Isa dijo...

Estoy de acuerdo con todo lo que has dicho, pero cuando dices que a cambiado, por favor, di ha cambiado, que hace daño a la vista.
Y a todo esto, cómo es que estoy como usuario?
see you+++

Parasite dijo...

FELICIDADES!! estás en el top ten de los más parcipativos, esta claro que las cosas han cambiado!! ;)

Magnus dijo...

Sí, la vida cambia, a veces preocupantemente. En cada cual está el cambiar todo por un trabajo acorde con sus estudios. Yo, a día de hoy, ni se me pasa por la cabeza abandonar todo lo que tengo por un trabajo. Quiero trabajar para vivir, no vivir para trabajar.
Cadíz, esperame!!!

Parasite dijo...

en mi opinión cuando te preparas para algo y te surge la oportunidad hay que intentarlo, logicamente siempre es conveniente usa una balanza en la que valorar las cosas, pero:

si lo rechazas puede que culpes a tu compañero.

si lo coges, la decisión afecta a más de uno. Y por ello también deben decidir.

¿qué hacer?

pasatelo MUY BIEN alla abajo